¿El secreto para mantener tu piel bronceada en verano?

El autobronceador es la mejor alternativa para calmar tus ansias de moreno de forma rápida, inocua y sin arriesgar la piel. En cualquier momento y en cualquier lugar. Lucir una piel dorada, natural y a medida, son muchas de las ventajas de estos cosméticos que nos facilitan mucho la vida, y un buen color. Pero el autobronceador tiene también sus propias reglas.

Bien utilizados y sin miedo permiten lucir bronceados tan inspiradores como una modelo.

1. Exfoliación: antes y durante

Para que el autobronceador tenga como resultado un tono homogéneo sin zonas más oscuras fruto de posibles cúmulos de células muertas que interferirán en la absorción del producto, una de las claves es exfoliar la piel 24h antes de aplicar el autobronceador y después repetir a los cuatro días para devolver la uniformidad al color. No hay que tener miedo de que el color se vaya: lo que hará será darle un aspecto más bonito.

De la misma manera, esa piel con una excelente renovación celular, gracias a la exfoliación, lucirá más radiante.

2. Así se mantiene el bronceado: hidratación + hidratación

El secreto del autobronceado está en hidratar bien la piel, no solo para conseguir un tono uniforme y potenciar su luminosidad sino también para prolongar los resultados. A más hidratación, más durabilidad. 

Hidratar la piel a diario es necesario. Pero cuando eliges darle color con un autobronceador es una exigencia.

En cuanto a si es mejor aplicar la hidratante antes o después, hay división de opiniones. Por regla general se suele aconsejar hacerlo después, y aplicar el autobronceador sobre la piel limpia. Pero también hay voces que aconsejan hidratar primero, porque de esa forma se favorece un resultado más homogéneo, sobre todo en el caso de pieles secas o deshidratadas.

Ante la duda, un buen truco es mezclar y emulsionar bien el autobronceador y la crema hidratante habitual en la mano, extendiéndose bien por toda la piel. 

Una piel hidratada aportará un tono radiante y sublimado.

NATANA el mejor combo con tus autobronceadores.

AUTOBRONCEADOR EN UN SOLO GESTO

La noche anterior a la aplicación del autobronceador realizar una exfoliación en el rostro.

Al día siguiente aplicar HYDROGEL FACE MASK antes del autobronceador para asegurar un chute de hidratación que nos aporte todos sus beneficios en acabado y duración. Una piel jugosa y renovada será la base perfecta para el autobronceador. Y el secreto para una luminosidad extra.

Si quieres puedes utilizar el excedente de sérum de la mascarilla, para mezclar con el autobronceador.

AUTOBRONCEADOR PROGRESIVO

Si tu opción es integrar en tu rutina un autobronceador progresivo, para que con la aplicación diaria mantengas el tono y todo el proceso sea más paulatino o gradual en tu ritual no debe faltar ULTIMATE SERUM

Este sérum facilitará la renovación celular para asegurar esa exfoliación sutil de manera constante (recuerda que es necesaria para evitar placas y cúmulos de producto) y una hidratación excepcional para que el color se sume a una piel luminosa luciendo de manera más natural y sin sensación de piel cuarteada.

Mucho más que una piel morena sin riesgos. Una piel sana y protegida que luce espectacular su tono mediterráneo.

Escrito por Laura

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados